top of page
Buscar
  • Foto del escritorPaola Amaya

Desinflamar el colon

La inflamación del colon es especialmente frecuente en esta temporada, con hinchazón o dolor abdominal, gases incómodos y síntomas que empeoran con algunos alimentos, sobre todo los que se suelen comer en esta temporada de finales de año.


El tratamiento depende de la causa, como todo en medicina, y especialmente en Psiconeuroinmunoendocrinología y Medicina Funcional. La cura total suele requerir un tratamiento especializado, sin embargo existen varias cosas que podemos comentar en este artículo y que son una ayuda rápida para estos tiempos, pues casi siempre van muy bien.

El primer paso es aliviar la congestión, quitar el dolor y poder evacuar, para tener ánimo y ganas de seguir con el resto del tratamiento.

QUITAR EL DOLOR

1. Agua de apio. Se prepara una infusión con la hojas y las pequeñas partes de los tallos. Es ideal tomarla caliente o tibia. Tiene un efecto antiespasmódico y funciona muy bien para aliviar el dolor. La toma de una infusion de éstas cada dos horas, en caso de mucho dolor, o cada 8 horas es ideal en caso de inflamación aguda no severa. Si la inflamación es severa es recomendable acudir al médico.

2. Poner calor local sobre el abdomen. Una bolsa de agua caliente es una buena alternativa.

3. Dar un masaje abdominal cuidadoso, de superficial a profundo, equilibrando el movimiento con una ligera presión que no llegue a producir dolor. El objetivo es movilizar los gases, en sentido de las manecillas del reloj, y desbloquear zonas de estancamiento.

En Corea a este tipo de masaje se le llama Bok Bu y existen centros especializados en la realización de esta técnica. En la sabiduría popular es el masaje que muchas abuelas y madres realizan a sus hijos y nietos cuando hay un dolor.

REDUCIR LOS GASES

Reducir la cantidad de gases inapropiados, tanto su atrapamiento como su producción. Los gases normalmente aparecen por procesos de fermentación que realizan las bacterias; muchos gases = muchas bacterias, está relacionado. Tipos de bacterias existen millones, normalmente las que están sobrecrecidas no son precisamente las que protegen la mucosa intestinal ni las inmunorreguladoras.

Para el alivio de los síntomas agudos el objetivo es reducir la cantidad de las bacterias que están produciendo tantísimos gases, que tienen el intestino inflamado. Para el tratamiento del problema de raíz, sus causas y consecuencias, lo que se debe hacer es buscar que disminuya la cantidad de ciertas bacterias, resolviendo aquello que permitió que crecieran; y lograr que aumenten ciertas otras, las protectoras, las más benéficas, eligiendo los probióticos específicos para cada caso.

1. Infusiones de Anís estrellado, hinojo, jengibre o regaliz (según si hay estreñimiento o diarrea). En internet existe bastante información de como prepararlas y cuando elegir cada una.

2. No beber durante las comidas, ni agua. Lo Ideal es hacerlo media hora antes y al menos media hora después. Esto es más importante de lo que imaginas; en el caso de de muchos gases, que aparecen mas o menos una hora después de comer, pueden ser más de estómago que de colon pero, a la larga, se manifiestan como la inflamación de la que estamos hablando.

3. Añadir alimentos antimicrobianos a las comidas, como la cebolla cruda y el orégano, cilantro, romero o tomillo.

4. Ajo crudo con moderación. En España el ajo negro es una buena opción, pues se puede comer casi como un caramelo. Empezar con ¼ de ajo, masticado en ayunas, o dejar todo una cabeza de ajos en agua por la noche y beber únicamente el agua en la mañana es otra opción. Esta recomendación no se aplica aquellas personas a quienes el ajo les sienta mal, lo cual normalmente está asociado a otro tipo de intolerancias y es todo un tema aparte.

5. Masticar MUY BIEN.

5. Moderar la alimentación. Se que en estas fechas se hace más difícil y lo que propongo es buscar nuestro propio equilibrio. Un permiso a la vez y evitar las mezclas. Si los gases no huelen: Disminuir la cantidad de alimentos fermentativos (trigo, harinas, azúcares, verduras en exceso). Si los gases huelen muy mal: disminuir la cantidad proteínas, porque puede tratarse de exceso de bacterias proteolíticas. Los lácteos evitarlos, obviamente. Si los gases huelen muy mal, como a huevo, modera también los alimentos ricos en azufre y sulfitos como el vino, la cerveza, los embutidos, el ajo y la cebolla.

RESOLVER EL ESTREÑIMIENTO

Si hay estreñimiento es fundamental corregirlo para que los gases y la inflamación desaparezcan. Es importante evacuar a diario y fácilmente.


*Estreñimiento leve: Estimular los jugos biliares para que estos promuevan el tránsito intestinal y completen la buena digestión. Este paso únicamente se puede hacer si no existen problemas biliares. Tenemos las siguientes alternativas.

1. Estimular el flujo de la bilis. Puede ser con una chucharada diría de aceite de oliva. Según el patrón intestinal de la persona tendría que tomar la cuchadara, directamente, en ayunas o en la noche. También podría cambiarse por aceite de coco. Puede ser antes del desayuno. Pueden agregarse unas gotas de limón también. Puede tomarse un vaso de agua después para limpiar el sabor, pero no es lo ideal. También hay que elegir alimentos colagogos y digestivos como la alcachofa, el extracto de boldo, el ajenjo o cardo mariano.

2. Alimentos como las semillas de chía o lino y linaza, previamente hidratadas, o también hojuelas de avena. Con todo esto además es requisito fundamental hidratarse muy bien y no comer muchas harinas. Caminar tanto como se pueda.

*Estreñimiento moderado: Infusiones o te de hojas de acacia de la India o algún otro laxante (obviamente cuanto más natural mejor). Recomiendo tener cuidado con los preparados de ciruela en caso de tener muchos gases desde hace mucho tiempo, suelen empeorar el sobrecrecimiento de bacterias.

*Estreñimiento severo (más de 5 días): Enema de Colón!!! Una lavativa es importante. Puede ser un enema con Café, hay mucha información en internet y videos en youtube al respecto. Es como una hidroterapia de colon pero casera, por supuesto debe hacerse con la debida precaución.

RESOLVER LA DIARREA

Añadir reparadores de la mucosa como el aminoácido L-glutamina en polvo, que se consigue en tiendas deportivas o ciertos almidones como el Kudzu. Evitar los alimentos que ya se tienen identificados como irritantes. Añadir probióticos específicos.


RESOLVER LAS EMOCIONES

El tracto gastrointestinal es un cerebro emocional. Los casos agudos de inflamación de colon también suelen estar asociados a emociones atrapadas, temas que nos ha costado digerir, cosas que estamos tragándonos porque no hemos podido expresar o cosas que no hemos podido soltar. Si es tu caso ¿Qué emoción está pendiente por digerir?.


Dibujar o escribir respecto a ese tema suele ser una forma de catarsis inicial que puede ser como empezar a soltar la presión que estaba a punto de hacer explotar la olla a presión.

124 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page