top of page
Buscar
  • Foto del escritorPaola Amaya

Perfeccionismo, control y salud

Si te digo que la elevada exigencia, propia y hacia otros, puede estar relacionada con un aspecto de la biología y la salud física, ¿cuál crees que sería? Siento que uno de los aportes personales que tengo en la medicina y la Psiconeuroinmunoendocrinologia es relacionar las reacciones químicas, procesos “puramente biológicos” con lo no físico, lo mental, lo comportamental, lo emocional y lo espiritual.

Desde hace años me siento especialmente atraída por el hígado y sus funciones. También por ciertos minerales y vitaminas. En ocasiones, cuando se lo explico a alguien, recibo frases de: claro, ahora todo tiene sentido. Es la misma fascinación y asombro que siento al descubrir estas conexiones.

La primera relación evidente la aprendí, ya hace años, con una hermosa paciente. Ella fue a mi consulta para curarse de su Acné. Al hacer la historia clínica completa constaté que había sufrido de menstruaciones excesivamente abundantes toda su vida, además de dermatitis, migrañas que le obligaban a ir a urgencias periódicamente y gastritis de repetición. Pero cinco años atrás se había curado completamente de todo ello.

Todos los síntomas anteriores me sugerían un exceso de estrógenos, un problema de eliminación de los metabólitos de los estrógenos y un exceso de histamina. Es un conjunto de problemas y síntomas muy frecuentes cuando uno de los procesos de eliminación de tóxicos, llamado METILACIÓN, está lento o tiene alguna afectación.

Ella había sufrido casi todos los síntomas que sugieren metilación lenta, pero ya no los tenía. Ansiosa le pregunté que había tomado, a que clínica había ido o donde la habían tratado. Por un momento pensé que ella iba contarme aquella medicación tan eficaz que había tomado para así yo poder curar a mis pacientes tan eficaz, rápida y definitivamente como ella se había curado.

La mujer me respondió: pasó algo drástico en mi vida hace cinco años; y entendí que no podía controlarlo todo y deje de tratar de hacerlo; además, empecé a tomar batidos verdes por la mañana y se acabaron las reglas abundantes que producían manchados incómodos en la ropa. Nunca más volví a padecer esas dolorosísimas migrañas y dejé de tener gastritis.

Al escucharla entendí que la metilación está muy relacionada con el control. Lo he venido confirmando todos estos años en mis consultas. Ahora le digo a los pacientes: si quieres entorpecer la eliminación de ciertos tóxicos y ciertas hormonas, cómo las del estrés, vuélvete excesivamente controlador y verás como lo logras.


En muchas de mis consultas explico la relación que he observado entre los estrógenos (hormonas principalmente femeninas) y la RESPONSABILIDAD. ¿Verdad que los hombres tienden a ser un poco más relajados y pasotas que las mujeres? A menos que sea un hombre con exceso de estrógenos, de los que cada vez conozco más. Los hay que engordan, siguiendo un patrón más femenino, sacan pecho y se redondean sus caderas. Si la cosa es grave pueden incluso tener cáncer de colon, problemas de vesícula o próstata, o incluso procesos inflamatorios crónicos. Porque si, los hombres producen estrógenos, aunque normalmente es en pequeña cantidad y los eliminan bien.

Y ocurre que si se nos acumulan los estrógenos, o sus metabolitos a nivel físico, pueden aparecer diferentes síntomas de trastornos hormonales, inflamatorios o intestinales y, a nivel de carácter, nos volvemos hiper-responsables. Incluso podemos llegar a tomarnos la vida de una manera en la que sólo hay que CUMPLIR, y no disfrutarla.

Resulta que la metilación elimina estrógenos, hormonas de estrés, histamina y otros muchos tóxicos.

Si la histamina se acumula puedo estar irritable, tanto emocional como físicamente. Fácilmente aparecen las -Itis - rinitis, gastritis, sinusitis, dermatitis y otras inflamaciones. Con respecto al carácter, mucha histamina puede hacer que me fastidien más cosas, o con más intensidad, que cuando no tengo mucha histamina en el cuerpo.


Y si otro tipo de mensajeros neuronales, como hormonas del estrés y ciertas aminas, están más elevadas puedo estar más autoexigente, perfeccionista, queriendo tener todo controlado; en ocasiones volverme mi propio verdugo. Un estado tan alto de expectativas y exigencias que es muy difícil de cumplir.

Y ¿qué hacer entonces?

Esta relación, para mí, es como la del huevo-gallina, no se sabe cuál es primero, el huevo o la gallina. No siempre sabemos por dónde ha empezado la tendencia; en el plano físico o en el comportamental. En algunos casos lo veo más evidente cuando me dicen: he dejado de comer ensalada y verduras y noto que tolero peor el estrés. En otros casos no resulta tan evidente, ni es tan sencillo de tratar. A veces influyen causas genéticas, como polimorfismos en el gen de la metilación, Y, aunque son un poco más difíciles de resolver, siempre tendremos la oportunidad de mejora.

Lo que tengo muy claro, tras haberlo observado, es que haciendo cambios en procesos biológicos, cómo estimular la metilación, se puede mejorar lo comportamental, emocional y espiritual. Y de la misma manera, haciendo cambios comportamentales se puede mejorar mucho a nivel biológico. Trabajando en ambos niveles, comportamental, relacional, espiritual y también biológico, los resultados que veo son fabulosos.

¿Qué opinas ahora? ¿Te lo esperabas? Compártenos tus comentarios.

491 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 comentário


Irsa Tatiana Oviedo Salcedo
Irsa Tatiana Oviedo Salcedo
14 de nov. de 2020

Luego de asistir a tu consulta, tomar la medicación y seguir las indicaciones de dieta y comportamientos el cambio ha sido FABULOSO!! Me he RELAJADO un POCO he dejado de hipercontrolar, hiperexigirme, he vuelto a abrazar la vida, la música....en fin gracias a tus conocimientos y un excelente Diagnóstico mi METILACIÓN ha mejorado!!!! Gracias Dra. Paola!

Curtir
bottom of page