top of page
Buscar
  • Foto del escritorPaola Amaya

Vitamina D

¿Que suplemento de vitamina D me podría podría venir bien? ¿Es posible que necesite necesite un suplemento de vitamina D aún si tomo dos horas de sol todos los días?

Como todo en la vida, depende. Puede que haya un antes y un después en tu vida, para bien, o que no sientas ningún efecto o, incluso, puede ser negativo. Depende del estado de tu cuerpo y sus necesidades en el preciso momento.

Lo que si puedo decirte es que son altísimas las probabilidades estadísticas de que tomar un suplemento de vitamina D 3, hoy en día, sea muy beneficioso para tu salud. Y digo D3, porque las probabilidades de que tomar un suplemento de vitamina D1 sea beneficioso para tu salud ya son muchísimo más bajas. Podría resultar una pérdida de dinero y de tiempo.

La vitamina D es la famosa vitamina del sol. Es producida por la piel tras el contacto con el mismo. Por ello es fundamental tomar baños de sol, aunque no siempre es suficiente, y lo veremos más adelante. La vitamina D es conocida como vitamina pero en realidad funciona como una hormona y es tan fundamental como otras de ellas. Su función mas conocida es regular el metabolismo del calcio. Se puede tener altos niveles de calcio en sangre, pero sin vitamina D éste no se fija en los huesos. Para tener unos huesos sanos es fundamental tener buenos niveles de vitamina D en sangre.

Hasta aquí todo muy conocido; ésta es una información más bien popular. Pero ahora quiero transmitirte muchas novedades. ¿Me creerías si te digo que la vitamina D también es fundamental para el buen estado del sistema digestivo? Es tan verdad que, cuando pienso en déficit de vitamina D me preocupo más por el intestino que por los mismo huesos.

Las observaciones de mi práctica médica de los últimos 3 años me han llevado a concluir una relación casi directa entre los niveles de vitamina D y la salud intestinal; nunca fue tan evidente para mi cómo hasta ahora. Cuando el nivel de vitamina D es bajo lo primero que sufre es el intestino, el equilibro de los microorganismos que habitan en el y las funciones que realiza éste. Y como el intestino es fundamental para el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico, la vitamina D también es imprescindible para el buen funcionamiento de este sistema. De todas las personas que he tratado con alguna enfermedad auto inmune era patente la deficiencia en las mediciones de niveles en sangre de la vitamina D. Ninguna tenía niveles óptimos de esta vitamina sino que, en su mayoría, la tenían baja. Me planteo si esto es una causa o una consecuencia y me difícil afirmarlo radicalmente. Pero, con los resultados de mis estudios, para mi las probabilidades de que sea la causa son altísimas. Salud digestiva, salud inmunológica, ¿cuantas cosas más?

¿Has escuchado la palabra desolación? “Me siento desolado” es una expresión que dice mucho para mi. De-solado, sin sol, sin vitamina D. En los países con estaciones largas de invierno aumentan las tasas de depresión y suicidio. En algunos países nórdicos, en las épocas de máxima oscuridad, cuando acuden al médico les recetan directamente un suplemento de vitamina D incluso antes de analizar los niveles en sangre, porque asumen que está por debajo de lo normal y, en general, sus estadísticas de depresión son altísimas. Con ésto, desde el punto de vista de que el intestino es nuestro segundo cerebro, me resulta muy evidente identificar que la vitamina D está muy relacionada con el estado de ánimo pues, en el intestino, con la ayuda de las bacterias que allí habitan, se producen sustancias mensajeras como la serotonina, principal neurotransmisor relacionado con el ánimo. De hecho, el principal tratamiento farmacológico de la depresión consiste en aumentar la cantidad de serotonina en el cerebro. Algunos estudios indican que más del 65% de esa serotonina se produce en el intestino, y por supuesto se necesita el adecuado funcionamiento de este.

La salud digestiva, inmunológica, emocional, cerebral y muchas más están relacionadas con la vitamina D. No hablemos ya de sus efectos en la piel. Definitivamente conviene tener muy buenos niveles de vitamina D en sangre. El asunto es ¿es suficiente únicamente tomar el sol para tener niveles adecuados? Pues resulta que no. Ya puedes estar dos horas diarias en la playa, bajo los rayos del sol y sin protector solar por meses, que si tu cuerpo no es capaz de activar la vitamina D y fijarla servirá de poco para realizar su sana función.

La vitamina D se produce en la piel gracias al sol pero debe ser activada en las células del cuerpo, principalmente por el hígado y los riñones, poder cumplir su tarea reguladora. Y para esa activación, además de la buena función de los órganos, se requieren sustancias que funcionan como cofactores, ayudadores y requisitos indispensables para para que la reacción química ocurra, como el magnesio, Cuando se tiene déficit de este mineral es muy probable que también se tenga déficit de vitamina D 3, en su forma activada.

La forma más exacta de saber si conviene tomar un suplemento de vitamina D 3 es medir los niveles en sangre de 1-25 hidroxivitamina D3. Los rangos de normalidad que proponen los laboratorios son muy amplios, entre 30 y 100 ng/dl. Lo ideal, para mi, es tenerlos entre 50 y 80. No es lo mismo una vitamina D en 30, que algunos médicos te dirían que está muy bien, que tenerla en 60, o mucho mejor en 80.


Lo que los resultados de mis estudios me indican, además, es que casos de gente con exceso de vitamina D son rarísimos, Entre todos los que he estudiando y analizado solo he visto dos personas que sin tomar suplemento su nivel en sangre de vitamina D era muy alto.

El tipo de suplemento y la dosis recomendable hay que elegirlos de forma personalIzada. Se puede tomar dosis muy bajitas de forma preventiva, dosis moderadas o dosis terapéuticas, según el caso. Lo que definitivamente si recomiendo es preferir dosis diarias o interdiarias a aquellas de cada 15 días o cada mes. Siempre cuento la metafora: imagina que vivo contigo y de los 30 días del mes te trato muy bien 1 día y muy mal los otros 29 días. ¿Te serviría el balance para mantenerme con agrado en casa? Pues lo mismo con la vitamina D, es ideal que pase por intestino la mayor cantidad de días posible, ojalá todos.

Sin duda tomar el sol en horas de menos riesgo, exponer la piel cinco minutos sin protector solar en las zonas que más sintetizan vitamina D, como el dorso tanto de las manos como del cuerpo, y comer alimentos ricos en minerales, vitaminas y lo mas libres de químicos posible, es una forma básica de estimular niveles sanos de vitamina D y el bienestar físico, mental y emocional. El resto ya son opciones.

142 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page